facebook twitter
Parametría en Medios
La posibilidad del PAN
25/Jul/2011
Por: Excélsior-Alberto Begné Guerra
La intención de voto reflejada en las encuestas es una fotografía de la voluntad de los entrevistados, y en la medida en que las percepciones e inclinaciones de los ciudadanos en torno a partidos y candidatos son naturalmente dinámicas, las tendencias suelen modificarse a lo largo de las campañas. Sin embargo, cuando las tendencias son consistentes en el tiempo y las diferencias son muy acentuadas es poco factible un vuelco radical, salvo que ocurra algo extraordinario. Hoy todas las encuestas indican una intención de voto a favor del PRI que, por su magnitud, no tiene precedentes.

La que dio a conocer Parametría hace una semana es muy significativa, no sólo por su solvencia profesional, sino porque la muestra utilizada (12 mil 800 entrevistas; 400 por entidad) ofrece un nivel de confianza muy alto. Se trata, pues, de una encuesta muy robusta, cuyo margen de error es apenas de +/- 0.9%. Al momento de levantarse la encuesta el PRI habría obtenido 50%, el PAN 28% y el PRD 16 por ciento. Con candidatos, considerando a los mejor situados según Parametría, las diferencias se acentúan: Enrique Peña habría obtenido 48%, Santiago Creel 16% y Marcelo Ebrard 13 por ciento.

Remontar una distancia tan grande es una empresa muy difícil. Pero será imposible si el PAN y el PRD no logran resolver sin divisiones sus procesos internos.

El panorama del PRD es realmente muy complicado. La creciente tensión entre los intransigentes y los pragmáticos, con una burocracia partidista erosionada, hace cada vez más remota la posibilidad de convenir una sola candidatura entre PRD, PT y Convergencia. López Obrador será candidato con o sin el PRD, y en consecuencia Ebrard enfrentará la disyuntiva de ceder ante la obstinación del tabasqueño o asumir los costos irreparables de las dos candidaturas. No veo cómo puedan escapar de la trampa en la que están metidos y, por ello, en 2012 podrían tener el peor desempeño electoral de su historia.

El PAN enfrenta problemas de otra índole. Contará con el respaldo de un Presidente de la República decidido a utilizar todas las herramientas a su alcance, que no son pocas. Pero su mayor riesgo reside precisamente en el afán presidencial de conducir sus procesos internos y su campaña, pues una candidatura impuesta desde Los Pinos generaría inconformidades y divisiones en el panismo que difícilmente podrían repararse a tiempo para arribar cohesionados y fuertes a la contienda.

En cambio, si el presidente Calderón se coloca por encima de sus filias y fobias, el PAN podría recuperar competitividad, más aún porque la ruptura perredista aparece como una fatalidad y, en efecto, al igual que en las últimas dos elecciones, el electorado tenderá a aglutinarse en torno a las dos candidaturas que estime más viables. Ahí está la posibilidad del PAN. Quizá la única.
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360