facebook twitter
Parametría en Medios
¿Nos preocupa la libertad de prensa?
26/Ago/2019
Por: Milenio
El viernes 16 de agosto se realizó en la capital del país una marcha en la que contingentes feministas se manifestaron contra la violencia de género, así como contra los abusos sexuales cometidos presuntamente por policías contra algunas mujeres. Dentro de la marcha, diversos medios de comunicación enviaron reporteros a cubrir la nota e informar de lo acontecido. Uno de ellos, el reportero Juan Manuel Jiménez, de ADN40, fue golpeado al momento de hacer una transmisión en vivo. Una clara evidencia de que había elementos infiltrados.

Es un lugar común hablar de las condiciones de inseguridad que existen en nuestro país en general y en particular para periodistas. De acuerdo con el reporte de Reporteros sin Fronteras de 2018, México está en el lugar 144 de 180 países. En la región solo estamos mejor que Cuba (169), Venezuela (148) y Honduras (146). Y comparado con otros países en el mundo estamos por debajo de Afganistán (121), Angola (109) o incluso Kosovo (75), que han tenido o tuvieron serios cuestionamientos en temas de derechos humanos en su momento. Sin duda estamos muy lejos de Costa Rica (10) o Uruguay (19), países de la región. En el reporte de Freedom House (2017) había clasificado a México como ?no libre? en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa.

La más reciente encuesta realizada por Parametría en julio nos muestra que la población considera que ser periodista es un trabajo de alto riesgo. Así lo señalan 91 por ciento de los encuestados, por 8 por ciento que opina lo contrario. Datos que se han mantenido estables desde abril de 2013, oscilando entre 88 por ciento y 91 por ciento, pero destacando que en mayo de 2012, cuando se inició la serie, ese porcentaje era de 74 por ciento, 17 puntos menos que en julio de 2019.

Sin embargo, se observan opiniones divididas sobre si el gobierno está realizando las acciones necesarias para garantizar la seguridad de los periodistas. Mientras 46 por ciento considera que el gobierno sí está haciendo lo necesario, 48 por ciento piensa que aún se deben realizar más cosas para salvaguardar la integridad de los comunicadores. Al consultar este dato en el tiempo, es posible observar que esta percepción dividida sobre el trabajo del gobierno es nueva. En anteriores mediciones existía una diferencia entre las dos respuestas de alrededor de 20 puntos porcentuales. Esto podría explicarse por el hecho de que la gente en parte también califica de acuerdo a la imagen que tenga del gobierno federal en turno. Los mexicanos creen que la situación de inseguridad está obstruyendo el trabajo de los periodistas, ya que tres de cada cuatro encuestados así lo consideran, mientras que un 20 por ciento no piensa en la inseguridad como un factor. Es probable que este dato esté subestimado si consideramos que las encuestas en vivienda se realizan en las localidades donde los encuestadores pueden entrar. En aquellas zonas donde nuestro personal no puede acceder, simplemente no es posible obtener la opinión de la gente que vive en lugares muy inseguros.

Al cuestionar a la población sobre el origen de las amenazas a los periodistas para reportar cierta información, se observa que poco más de la mitad de la población (53%) considera que es el crimen organizado el causante de estas amenazas, mientras que un 34 por ciento opina que es el gobierno. Es decir, no se exculpa al gobierno en turno de las amenazas, pero este representa un mal menor comparado con el crimen organizado.

En alguna medida es un dato positivo o alentador que la sociedad esté consciente del riesgo que corren los periodistas. También es relevante que hay un porcentaje considerable de ciudadanos que están conscientes de que el Estado no está haciendo todo lo necesario para protegerlos. Al considerar estos porcentajes la pregunta sería: ¿por qué no se apoyan más iniciativas para su protección desde el lado de la sociedad civil? O incluso en el extremo: ¿por qué no se apoya más a la actividad periodística en general?

Artículo 19 es una organización de la sociedad civil que da seguimiento puntual a estos temas. De la misma manera que lo ha hecho durante mucho tiempo la representación de Freedom House en México. A partir de los datos presentados se podría esperar más apoyo a estos esfuerzos por parte de la ciudadanía. Es probable que estemos en un despertar y con el tiempo esto se pueda convertir en apoyo concreto, pero por lo pronto el panorama para este gremio no se ve muy alentador.

Nota metodológica: Encuesta Parametría. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas cara a cara del 27 al 31 de julio de 2019. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 3.5%. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360