facebook twitter
Carta Paramétrica
AMLO se mantiene arriba pero la diferencia se reduce

La más reciente medición de Parametría reporta una ventaja para Andrés Manuel López Obrador de 6 puntos porcentuales por arriba de la segunda fuerza electoral, Roberto Madrazo, quien se mantiene con alrededor de 30 puntos. El gran cambio que se registra de la medición previa de la Serie Nacional de Parametría a esta es el crecimiento de Felipe Calderón, quien prácticamente obtiene el mismo nivel de preferencia que Roberto Madrazo con 29 %.

La medición de Parametría se realizó el fin de semana siguiente al “debate” radiofónico entre Madrazo y Elba Esther Gordillo.  Para el promedio del ciudadano le resulta difícil creer que Madrazo pueda mantener los niveles de preferencia y no le haya afectado el “debate” con la líder del sindicato de maestros o el escándalo de corrupción del ex gobernador Montiel. La respuesta a esta percepción es simple: el elector priísta no está votando por Madrazo si no por su partido. Es importante siempre tener en mente que casi el 30% de los electores del país se consideran a sí mismos priístas. Es decir casi el mismo porcentaje que obtiene de preferencia. El PRI tiene el mayor voto de identidad partidista (86%), menos de uno de cada 10 electores que hoy prefiere a Madrazo es independiente (8%). Esto quiere decir que es el partido más estable, pero el que tiene menos posibilidades de crecer porque no es popular entre el electorado más volátil. El PRI en alianza con el verde por tendencia histórica debería de obtener alrededor de 34%.

Lo que explica la reducción de la ventaja de López Obrador en el último mes tendría por lo menos tres explicaciones: AMLO ha estado fuera de los medios desde hace más de dos meses, Calderón es una figura fresca muy atractiva para la clase media, y el PVEM ha crecido a casi 5%.

AMLO es un candidato vulnerable porque depende de los electores independientes, los más volátiles (26%). Sólo 60% de los electores se considera perredista. Esta vulnerabilidad se explica por el historial electoral de su partido. El mejor dato electoral nacional del PRD es de 25% de las preferencias en 1997, es decir 10% menos de la preferencia actual de López Obrador. Sin embargo, su imagen sigue siendo la más positiva de todos los candidatos y sus programas sociales tienen el mismo nivel de conocimiento y buena opinión que los mejores programas federales.

El crecimiento de Calderón además de la variable personal, se debe a que cuenta con elementos a su favor, como venir de una campaña interna exitosa y legítima (la cuál estuvo en medios intensamente). También le favorece el impacto de una campaña de gobierno federal muy exitosa. Calderón ha recuperado parte del foxismo y el panismo que se había alejado después del desafuero. Cuatro de cada cinco electores que hoy prefieren a Calderón se consideran panistas (79%). Entre uno y dos electores que hoy prefieren a Calderón son volátiles. Para poder avanzar tendrá que ser más atractivo entre este grupo. 


Si bien la tendencia es al cierre, el avance de Calderón y de Madrazo para reducir la diferencia no será fácil. Para el primero por el peso de la administración foxista implica una seria limitación. En 2003 el PAN obtuvo sólo el 32% de las preferencias. Cualquier porcentaje por arriba de este número será mérito de Calderón.

Es necesario señalar que la medición de Parametría como el resto de las mediciones realizadas antes del 10 de diciembre son imprecisas porque no contabilizan las alianzas. Es decir hasta que no queden definidas las alianzas nuestras mediciones estarán sub y sobre estimando a alguna de las fuerzas. En particular medir al Partido Verde Ecologista como fuerza independiente implica un error en la medición. Es prácticamente un hecho que este partido irá en alianza. Si va con el PRI o con el PAN cambia sustancialmente el escenario.

Como fuerza independiente, sin alianza, el PVEM le quieta votos a AMLO. Cuando se realiza la medición con el verde en alianza la ventaja de AMLO crece a 8 puntos porcentuales. Los 5 puntos porcentuales de este partido no se sumarán de manera aritmética al partido con el que se alíe. Tendremos que esperar hasta las mediciones de diciembre (alianzas) y enero (registros) para conocer el peso específico de cada fuerza electoral.


NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuesta Nacional en vivienda. 1000 casos. Nivel de confianza estadística: 95%. Error +/- 3.1%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Grupo Viesca. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: del 19 al 22 de Noviembre del 2005.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360