facebook twitter
Carta Paramétrica
El mito de los efectos de las campañas

Por lo regular las elecciones se deciden durante el periodo de campañas electorales.

Eso sugieren los libros de texto. Sin embargo, todo parece indicar que en esta elección presidencial en México las campañas no están decidiendo nada. ¿Cómo se puede explicar esto?

En la última encuesta nacional de Parametría es notable observar como ninguna de las dos campañas mejor posicionadas son las del candidato que va arriba en las mediciones. La medición de las campañas de los candidatos a la presidencia, muestra un alto nivel de recordación de la de Roberto Madrazo del PRI (71%) y de Felipe Calderón del PAN (48%), y niveles de identificación también altos. Ambas campañas en estos indicadores están por arriba de los niveles de la campaña de López Obrador. Sin embargo, quien sigue arriba en las preferencias es este último.

Si es cierto que las campañas son las proveedoras de información para la toma de decisiones de los electores, ¿cómo es posible que hayan empezado hace más de dos meses y no pase nada?

Una primera respuesta a esta interrogante es que esta elección es totalmente inusual. La elección empezó hace mucho tiempo y los niveles de información de los electores no han cambiado sustancialmente en los últimos dos meses. Es decir antes de las campañas ya tenían información para evaluar sus opciones y esta información no ha cambiado.

El mexicano promedio ha visto muchos eventos recientemente y necesita de un estímulo mayor para cambiar sus preferencias. Las campañas suelen ser este estímulo, pero en el caso de esta elección no están resultando lo suficientemente impactantes. Dos sucesos que nos pueden dar una idea de que tamaño tiene que ser el impacto son los video-escándalos que vimos entre febrero y marzo de 2004, o el proceso de desafuero entre febrero y abril de 2005.

Estos dos eventos se caracterizaron por mover a la opinión pública sustancialmente. En alguna medida la población no sólo tiene información, sino que ya se acostumbró a los sucesos de la vida nacional de alto impacto mediático.

Otra posible explicación es que el ciudadano obtiene su información de noticieros y no de spots políticos. De hecho tiene una predisposición negativa de estos. Por ello su grado de efectividad siempre será menor comparada con un evento noticioso.

Veremos si en el futuro cercano las campañas pueden cambiar en algo la preferencia, pero sin duda su efectividad estará condicionada al efecto de otros sucesos políticos tal vez de mayor visibilidad.

NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1,000. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error (+/-) 3.1%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Grupo Viesca. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: del 10 al 13 de marzo del 2006.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360