facebook twitter
Carta Paramétrica
¿Qué diferencia hacen dos puntos porcentuales?

Artículo Publicado por Nate Silver

 

Este es el mapa del Colegio Electoral con el que vamos a terminar, asumiendo que todos los estados apoyen al candidato líder en el conteo de votos. Hay un mar de rojo para el presidente electo Donald Trump. Ganó 306 votos electorales y se convirtió en el primer republicano desde 1988 en ganar Michigan, Wisconsin y Pennsylvania.

Basta pensar en todas las implicaciones que eso significa:

  • La supuesta "pared azul" de los demócratas - siempre una propuesta dudosa - se ha desmoronado. De hecho, con la derrota de Hillary Clinton, los demócratas pueden tener que reconstruir su partido desde cero. Pero el Partido Republicano también está cambiando. El Partido Republicano ha aprendido que hay un mercado mucho más grande para el populismo, y un mucho más pequeño para el movimiento conservador. El Partido de Reagan ha sido suplantado por el Partido de Trump.
  • La división entre "élites" culturales en ciudades costeras urbanas y el resto del país es mayor que nunca. Clinton mejoró el votó del presidente Obama en partes del país, como California, Atlanta y la isla de Manhattan. Pero mientras que Obama ganó Iowa por 10 puntos porcentuales en 2008, Clinton perdió por 10 puntos.
  • América no ha dejado sus demonios atrás - incluyendo racismo, antisemitismo y misoginia-. Los blancos todavía constituyen la gran mayoría del electorado, particularmente cuando consideran su parte del Colegio Electoral, y sus votos usualmente determinan el ganador.

Un hecho que no encaja muy bien en esta narrativa es que Clinton lidera el recuento de votos populares. Debería ganar el voto popular entre 1 y 2 puntos porcentuales, tal vez entre 1,5 millones y 2 millones de votos, una vez que se cuenten las boletas electorales que llegan por correo de California y Washington, junto con boletas provisionales en otros estados

Pero ignoren esto por ahora -las elecciones, después de todo, son disputadas en el Colegio Electoral. (De ahí el nombre de este sitio web.) Así que aquí está otra pregunta. ¿Qué habría pasado si sólo 1 de cada 100 votantes pasara de Trump a Clinton? Eso habría producido un cambio neto de 2 puntos porcentuales en la dirección de Clinton. Y en lugar del mapa que vimos arriba, habríamos terminado con este resultado en el Colegio Electoral:

Michigan, Wisconsin, Pennsylvania y Florida regresan a Clinton, dándole un total de 307 votos electorales. Y ella habría ganado el voto popular entre 3 y 4 puntos porcentuales. Si esto hubiera sucedido, la interpretación del resultado hubiera sido muy diferente - algo así, me imagino:

  • Los republicanos simplemente no pueden apelar a suficientes votantes para tener una oportunidad creíble en el Colegio Electoral. Aunque estados como Ohio y Iowa podrían estar alejándose de los demócratas, serán más que compensados por el cambio de Arizona, Carolina del Norte y Florida en la “pared azul” a medida que los cambios demográficos se hacen más fuertes. Los demócratas son la coalición ascendente.
  • Los Estados Unidos estaban más que preparados para una primera mujer presidenta. Y la eligieron inmediatamente después del primer presidente afroamericano. Con más victorias para los liberales en los últimos años en temas que van desde los derechos de los homosexuales al salario mínimo,  la curva del progreso es inconfundible.
  • Las instituciones políticas estadounidenses son bastante fuertes. Cuando un candidato como Trump socava las normas políticas y viola los estándares de decencia, esto es castigado por los votantes.

A la luz de la estrecha victoria que obtuvo Trump, estos argumentos son muy poco convincentes. Pero son exactamente lo que habríamos estado escuchando si sólo 1 de cada 100 votantes hubiera cambiado de Trump a Clinton. Así que considere que puede haber al menos una verdad parcial en algunos de estos puntos.

Del mismo modo, si Clinton obtuviera sólo esa pequeña fracción adicional de la votación, la gente estaría descartando con presunción los argumentos presentados más arriba, a pesar de que también, habría sido sólo 2 puntos porcentuales de distancia.

La interpretación de la encuesta también habría sido muy diferente. Si Clinton hubiera obtenido sólo 2 puntos más, los encuestadores habrían dicho que estaban en el margen de error y con el ganador correctamente identificado en todos los estados, excepto en Carolina del Norte.

Tendremos más que decir sobre la votación en los próximos días. Pero en una primera aproximación, la gente probablemente está culpando demasiado a las encuestas. Las encuestas a nivel nacional eventualmente perderían en el voto popular con unos 2 puntos porcentuales, lo que coincide con la línea con el promedio histórico (y, en realidad, es un poco mejor de lo que hicieron las encuestas nacionales en 2012).

Las encuestas a nivel estatal tuvieron muchos más problemas, subestimando el colapso total de apoyo de Clinton entre los votantes blancos sin títulos universitarios, pero también subestimando su apoyo en estados que tienen grandes poblaciones hispanas, como Nuevo México.

Dado lo desafiante que es conducir encuestas hoy en día, la gente no debería haber estado esperando una precisión puntual en las cifras. La pregunta es qué tan fuerte fue la ventaja de Clinton hasta incluso en un pequeño error de sondeo. Nuestro hallazgo consistente fue que no era muy grande debido a los desafíos que Clinton enfrentó en el Colegio Electoral, especialmente en el Medio Oeste, y por lo tanto nuestro modelo dio una oportunidad mucho mejor a Trump que otros pronósticos.

Pero eso no es muy importante. Lo importante es que Trump fue elegido presidente. Sólo recuerde que el mismo país que eligió a Donald J. Trump es el que eligió a Barack Hussein Obama hace cuatro años. En un sistema donde “el ganador se lo lleva todo”, 2 puntos porcentuales pueden hacer toda la diferencia en este mundo.

 

Artículo Publicado por Nate Silver

09 de noviembre de 2016

Disponible en:

http://fivethirtyeight.com/features/what-a-difference-2-percentage-points-makes/?ex_cid=538email

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360