facebook twitter
Carta Paramétrica
Los claroscuros de la reforma educativa

Han pasado cinco años desde que se aprobó la reforma educativa, una de las políticas públicas que marcaron al gobierno en turno. Hoy, a unos meses de finalizar la administración que la implementó, podemos hacer una evaluación de cómo la misma es percibida por la ciudadanía.

Una de las ventajas en el tema es que desde 2014 Parametría tiene datos de la opinión sobre la reforma educativa, lo que permite analizarla en el tiempo e identificar posibles cambios de opinión o modificaciones en las percepciones. En este sentido, los hallazgos indican que sí ha habido variación en lo que pensaba la ciudadanía cuando se puso en marcha esta reforma, en contraste con lo que opina ahora.

En la encuesta nacional realizada cara a cara en vivienda, preguntamos la percepción que tiene la gente sobre si se ha avanzado o retrocedido en diversos temas relacionados con la educación pública en México. Dos son los asuntos donde más personas consideran que se ha avanzado desde 2012 a la fecha: el primero es en la evaluación de los maestros y el segundo es en el número de escuelas de tiempo completo.

 El 44 por ciento de la ciudadanía considera que ha habido una mejoría en evaluar a los docentes y 38 por ciento refiere que ahora hay más escuelas de tiempo completo. También observamos que hay otros rubros en los que la ciudadanía percibe un estancamiento, por ejemplo, en ya no cobrar cuotas escolares. Así lo menciona 58 por ciento de mexicanos, que dice que no ha pasado nada. Otros tópicos donde no se percibe avance ni retroceso son en la calidad de la educación (42%), la prohibición de alimentos en las escuelas que no favorecen a la salud de los alumnos (44%) y la preparación de los maestros (39%).

 Si analizamos estos datos en el tiempo vemos que la preparación de maestros ha sido un tema en el que la ciudadanía ha modificado sus opiniones. En 2014 —como podría esperarse, dada la cercanía con el comienzo de la implementación— 59 por ciento de las personas dijo que a partir de la reforma educativa no había cambios en qué tan preparados estaban los profesores.

Dos años después, en 2016, hubo un optimismo en el tema. 45 por ciento de los encuestados dijo que se había avanzado en la capacitación de docentes. Sin embargo, para 2017 y 2018 registramos nuevamente que fue mayor el porcentaje de quienes consideran que aun con la reforma no ha habido cambios en la preparación de la plantilla docente.

Un fenómeno similar pasa con el tema de la calidad de la educación. Se registró una visión más optimista en 2016, cuando 41 por ciento dijo que se había avanzado; sin embargo, en los últimos tres años ha sido mayor el porcentaje de quienes consideran que a partir de la reforma educativa no ha habido cambios en la misma.

El tópico en el que desde el año 2014 no se observa mejoría ni retroceso es en el cobro de cuotas escolares. A diferencia de los otros dos, en este rubro siempre ha sido mayor el porcentaje de personas que considera que no ha pasado nada, oscilan entre 60 y 41 por ciento.

En los grupos de enfoque que hemos realizado para profundizar en este tema es interesante ver cómo los papás cooperan económicamente con las escuelas porque les interesa contribuir a mejorar los centros educativos donde estudian sus hijos, pero también ven el aportar dinero como una contradicción al multicitado discurso de que la educación en México debe ser gratuita.

Finalmente, sobre la evaluación docente, que ha sido uno de los puntos más polémicos de la política pública en materia educativa, observamos que ha habido tres registros donde las personas perciben mejoría, el de 2016, y los últimos dos de 2018. En agosto de este año se registró el porcentaje más alto de personas que dijeron que con la reforma educativa se ha avanzado en evaluar a los maestros, al pasar de 39 a 44 por ciento.

Es relevante decir que la mayoría de las personas, ocho de cada 10 (75%), consideran que la reforma educativa debe ser revisada; 12 por ciento dijo que debe cancelarse y 10 por ciento opta por que se quede tal como está.

Resulta interesante que estas opiniones no presentan cambios antes y después del proceso electoral. Recordemos que la reforma educativa fue uno de los temas presentes en los debates presidenciales y parte también de las campañas políticas de los candidatos; sin embargo, el contraste en las mediciones indica que el proceso electoral no modificó la opinión pública sobre la reforma.

La propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de “cancelar” la reforma educativa es conocida por poco más de la mitad de las personas: 63 por ciento dijo saber del planteamiento, mientras que 37 por ciento la desconoce. Se realizó la pregunta con ese término, ya que es el que se ha utilizado en los discursos y las declaraciones.

Otro de los puntos trascedentes es conocer la opinión de la gente sobre si la reforma educativa debe cancelarse o no. La encuesta indica que hay más mexicanos que están en desacuerdo con que se cancele, en este sentido se posicionó 51 por ciento de encuestados. 37 por ciento se manifiesta a favor de su cancelación y 5 por ciento no está de acuerdo ni en desacuerdo con que ya no se lleve a cabo.

En conclusión, podemos decir que, a pesar de las críticas realizadas, los mexicanos consideran que con la reforma educativa ha habido mejoría en algunos temas, como en la evaluación docente; no obstante, también perciben que ha habido estancamiento en otros. Esto puede explicar el alto porcentaje de quienes prefieren que la reforma sea revisada para poder mejorarla. No es menos importante que más personas estén en desacuerdo con la cancelación de esta y que un porcentaje importante conozca la propuesta del gobierno en turno en la materia.

 

Artículo publicado en Milenio el 12 de octubre de 2018

Disponible en: https://bit.ly/2QMvnNn

 

Nota Metodológica:

Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas cara a cara del 25 al 29 de agosto de 2018. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360