facebook twitter
Carta Paramétrica
Crece el apoyo al uso recreativo de la mariguana

Uno de los temas de la agenda del gobierno entrante es el de la regulación de la mariguana en México. Ante las críticas sobre la estrategia de seguridad empleada por las pasadas administraciones, una de las apuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se dijo, sería por la regulación del uso de la mariguana, para que en conjunto con otras acciones se logre la pacificación del país.

            Como seguimiento, el pasado 8 de noviembre Olga Sánchez Cordero presentó ante el Senado la iniciativa para regular el uso de la mariguana en México y con ello abrió paso a un nuevo debate. La despenalización del uso de la mariguana ha sido una de las discusiones públicas donde habíamos observado menos cambios en la opinión en el tiempo, hasta ahora.

De los tópicos que podríamos clasificar como de “conservadurismo social”, como el aborto, los matrimonios igualitarios, etcétera, éste de la despenalización de la mariguana había sido uno con menos avance, algo que cambió a partir de este año.

De acuerdo con datos de la encuesta realizada en vivienda por Parametría, si bien poco más de la mitad de los entrevistados está en contra permitir el uso de la mariguana con propósitos recreativos, ya 40 por ciento apoya la despenalización con este motivo. Un dato nunca antes registrado.

Desde hace cinco años hemos preguntado a los mexicanos si están a favor o contra permitir el uso de la mariguana con fines recreativos. En 2013 el porcentaje de rechazo para despenalizar el uso lúdico de la mariguana era muy alto, nueve de cada diez personas (85 por ciento) estaban en contra.

Si bien año con año fue disminuyendo el porcentaje de aquellos que se oponían a la despenalización del uso de mariguana y observábamos ya una tendencia gradual a la baja, el cambio más importante lo registramos entre 2016 y 2018 con 20 puntos menos de quienes rechazaban que fuera legal el uso lúdico; la oposición pasó de 71 a 51 por ciento.

Algunas de las explicaciones para este cambio tan importante en la opinión pública podrían derivarse de cómo cree la ciudadanía que tiene que tratar el gobierno el asunto de las drogas, también de si conocen o no a personas que hagan uso de la mariguana con fines recreativos, así como del conocimiento que se tiene de la despenalización en otros países.

 En 2014 había opiniones divididas sobre cómo debía el gobierno afrontar el tema de las drogas: 31 por ciento dijo que tendría que abordarlo como un tema de seguridad y policías, mientras que 36 por ciento consideró que debía ser más un tema de salud. En 2018 ha crecido el porcentaje de quienes creen que el tema de las drogas es más de salud que de seguridad (40 por ciento contra 28 por ciento).

 Se han modificado las posiciones respecto a la creación de lugares donde se provea mariguana a los consumidores, mismos que se prevé sean regulados por el gobierno. Hace cuatro años, cuando indagamos qué tan de acuerdo o en desacuerdo estaban con la implementación de este tipo de “dispensadores” de mariguana, 22 por ciento estaba de acuerdo; no obstante, 73 por ciento se dijo en desacuerdo.

 En la medición de 2018, 40 por ciento apoya la creación de estos lugares donde se provea mariguana y el rechazo disminuyó a 45 por ciento. Es decir, en cuatro años creció 18 puntos la posición que apoya que haya “dispensadores” de mariguana regulados por el gobierno y bajó 28 por ciento los que rechazan la propuesta.

Otra cosa que puede contribuir al cambio de opiniones sobre el uso lúdico de la mariguana es que uno de cada tres mexicanos conoce a alguien que la consume con fines recreativos. En otros temas, como las opiniones sobre las personas homosexuales, se ha medido que cuando la gente con posiciones más conservadores tienen amigos, familiares o compañeros de trabajo con orientaciones sexuales distintas se modifican sus percepciones y empieza a haber mayor aceptación a temas como el matrimonio igualitario, o bien a la adopción de niños por parejas del mismo sexo. Tal vez esté ocurriendo algo similar con el tema del uso recreativo de mariguana.

Una variable adicional es que los mexicanos están enterados de que en otros países se ha legalizado el consumo de mariguana para usos recreativos. Seis de cada diez sabían en 2012 que algunos estados en Estados Unidos habían despenalizado el consumo de mariguana y 42 por ciento de los entrevistados en 2018 sabían que Canadá también había dado el paso para hacer legal el consumo con fines recreativos.

EU ha sido un referente para México en muchos temas y podría ser que mucha gente se convenza más de la despenalización derivado de los cambios en el país vecino.

Es interesante ver cómo en el país temas que habían tenido cambios lentos en el tiempo empiezan hoy a caminar de forma más acelerada y en una postura mucho más liberal; seguiremos haciendo mediciones al respecto para registrar si continua el cambio de opiniones.

 

Artículo publicado en Milenio el 16 de noviembre de 2018

Disponible en: https://goo.gl/oUxHMo

 

 

 

Nota Metodológica:

Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas cara a cara del 1 al 7 de noviembre de 2018. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.

 

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360