facebook twitter
Carta Paramétrica
¿Por qué el desabasto no afecta al presidente?

Es incierto todavía el saldo de la lucha contra el robo de combustible y la consecuente crisis de abasto de gasolina. Estamos a la mitad del desenlace de la historia y sin conocer todavía los niveles de afectación de la medida tomada por Andrés Manuel López Obrador. Lo que tenemos por lo pronto son algunas evaluaciones que se han realizado sobre los niveles de apoyo que tiene la propuesta del Presidente. Algunos analistas han cuestionado o les ha sorprendido los niveles de aceptación que ha tenido la medida, aun con el desabasto que ha generado.

Si bien estas mediciones tienen limitantes por ser encuestas telefónicas o por internet, no dejan de ser un indicador y revelan altos niveles de apoyo que tienen tanto el Presidente como su plan. La pregunta natural es ¿por qué se sostienen sus niveles de aprobación cuando algunos de los ciudadanos han sido afectados por el problema de abasto de combustible? La explicación parece estar por lo menos en tres factores: 1) su autoridad para argumentar dados los niveles de aprobación, 2) la naturaleza del argumento de lucha contra el crimen y la corrupción, y 3) los bajos niveles de afectación que hasta el momento tiene la medida.

El dato más importante para considerar en esta explicación es que López Obrador asumió la Presidencia con un porcentaje histórico de aprobación. Algunas encuestas como las realizadas por Parametría empezamos a medir los niveles de aprobación desde julio del año pasado, antes de que tomara posesión. Para efectos prácticos era ya su gobierno el que delineaba desde entonces la agenda gubernamental.

De acuerdo con la medición de Parametría, a finales de diciembre de 2018, ocho de cada 10 mexicanos, 83 por ciento, dijo aprobar la forma en que el presidente López Obrador realiza su trabajo, mientras que solo 8 por ciento la desaprueba.

También es importante analizar la intensidad de la aprobación, la mayoría de las personas en el país, 53 por ciento, dijo aprobar “mucho” las actividades del actual gobierno, por lo que cuenta con gran legitimidad para llevar a cabo su agenda y tener confianza en sus propuestas. Por otro lado, solo 4 por ciento rechaza de manera más enfática a este gobierno.

Las encuestas realizadas indican que, a partir de la toma de protesta, los porcentajes de respaldo al gobierno de AMLO se incrementaron. En diciembre después de tomar posesión, la aprobación del Presidente es de 14 puntos porcentuales por arriba de lo que se registró antes de tomar posesión (69 por ciento vs 83). Es cierto que de diciembre a la fecha hemos tenido algunos eventos que pueden haber impactado en la opinión pública. El accidente de Puebla donde perdieron la vida la gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo y el senador Rafael Moreno Valle, a juzgar por lo publicado en esta última semana, no impactó en la aprobación del mandatario.

Respecto al desabasto de gasolina, las encuestas telefónicas realizadas recientemente por Reforma, El Financiero, Consulta Mitofsky y De las Heras indican que en el país hay un amplio apoyo al combate del huachicol. El Financiero refiere que 89 por ciento a nivel nacional apoya las acciones contra el robo de combustibles, incluso el porcentaje de respaldo es el mismo en entidades donde hay desabasto y un poco más alto en Ciudad de México al llegar a 92 por ciento. En el mismo sentido, la encuesta de Reforma menciona que 73 por ciento de las personas dijo que prefiere que se acabe con el robo de combustible a Pemex aunque no haya gasolina por un tiempo. Consulta Mitofsky indica que hay 56.7 por ciento de consenso. La encuesta de De las Heras refiere que el apoyo es de 72 por ciento. Para entender estos porcentajes no hay que olvidar que una de las banderas de AMLO desde la campaña fue la de combatir la corrupción y estas acciones serían vistas como materializar el discurso.

Estos datos corresponden a encuestas telefónicas y tiene un sesgo de cobertura y representación, por lo que las efectuadas en vivienda podrían registrar apoyos aún más altos a las acciones emprendidas por el Presidente para combatir el robo de gasolina. En las siguientes semanas Parametría tendrá datos de este tema de encuestas realizadas cara a cara en vivienda.

Es decir, más allá de la aprobación del emisor del mensaje, parece que luchar contra el crimen o la corrupción, que fueron promesas de campaña, es consistente con su propuesta de gobierno. El mensaje o su narrativa se pueden enmarcar dentro de este discurso y de allí su credibilidad. El mensaje en sí mismo se le puede evaluar por sus propios méritos.

Finalmente, el tercer elemento a considerar es el grado de afectación que el desabasto de gasolina podría tener en el actual gobierno, dado el tamaño del parque vehicular en México. De los 11 estados donde se registra escasez de gasolina (Aguascalientes, Coahuila, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Querétaro y Tamaulipas) son Ciudad de México y el Estado de México los que tienen el mayor número de automóviles registrados en circulación, aun con ello, la mayoría de las personas en ambas entidades utiliza otros sistemas de transporte para trasladarse.

La Encuesta Origen-Destino en Hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México (EOD) realizada en 2017 indica que sólo 22 por ciento de la población de seis años y más que realizó viajes en un día, entre semana, utilizó un transporte privado (principalmente automóvil), mientras que 50.9 por ciento de las personas viajó en transporte público, el cual tuvo menor afectación con el desabasto.

Cuando se realicen opiniones sobre la afectación de servicios, es importante conocer de qué población estamos hablando. Algunos analistas especulaban sobre cuánto costaría al actual gobierno dicha decisión, lo cierto es que los datos muestran que incluso quienes fueron afectados prefieren la medida a permitir el robo de combustible.

Cuando se cuenta con una aprobación tan alta como la que registra el gobierno actual es difícil que eventos coyunturales impacten en la misma, por ello es importante seguir contando con datos que muestren si hay o no cambios de opinión entre la ciudadanía y de qué tamaño pueden ser estos.

 

Texto publicado en Milenio el 18 de enero de 2019.

Disponible en: https://goo.gl/jy8XjY

 

NOTA METODOLÓGICA:

Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas cara a cara del 15 al 24 de diciembre de 2018. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360