facebook twitter
Carta Paramétrica
Policías, jueces y partidos políticos los más corruptos: Barómetro de la Corrupción

Es necesario precisar que el Barómetro Global de la Corrupción de Transparencia Internacional no evalúa sólo gobiernos, si no también sociedades. Es decir que cualquier cambio que se observe en estos índices se debe leer como un diagnóstico de ambas partes.

            El Barómetro realizó alrededor de 1,000 entrevistas en 18 países entre enero y marzo de 2019. En 17 países fueron realizadas cara a cara y sólo en Venezuela fueron telefónicas. Es decir la metodología fue rigurosa salvo un país donde por razones logísticas no fue posible entrevistar de manera presencial. Este estudio es un buen ejemplo de cuando se requieren los más altos estándares en investigación de opinión pública las encuestas por internet o telefónicas son inaceptables. 

            El Barómetro está compuesto de algunas variables perceptuales y otras testimoniales. Estas últimas por su naturaleza resultan más precisas o hacen que la evaluación sea más objetiva. Las evaluaciones sobre el gobierno son más perceptuales y las de actores sociales como partidos políticos o ciudadanos más testimoniales.

            A nivel regional el gobierno de México se ve bien. Comparado con otros países de la región se percibe como uno de los menos corruptos. El caso extremo es el de Venezuela en el que bajo todos los indicadores es el país más corrupto. Barbados de manera consistente es el menos corrupto de la región.

            En el tiempo, comparada con la medición de hace dos años de 2017, el cambio es positivo. Al comparar estas dos fechas mientras en 2017 61% pensaba que la corrupción había aumentado en el último año, ahora es sólo el 44%, 15 puntos menos. De manera consistente aumentó el porcentaje de quienes consideran que el gobierno está haciendo bien en su lucha contra la corrupción. En 2017 el porcentaje era de 21%, mientras que el de 2019 es de 61%, 37 puntos más.

Los datos más preocupantes parecen estar en los responsables de la seguridad pública, de la impartición de justicia y el comportamiento de los partidos durante procesos electorales. En contraste con estos datos perceptuales del gobierno están los testimoniales que evalúan a estos actores o instituciones. Tres son los indicadores de mayor preocupación: policías, jueces y partidos políticos.

            En términos absolutos menos ciudadanos dicen haber sobornado para conseguir un servicio público. Este porcentaje bajo de 51% a 34%. Si bien este dato es positivo no deja de ser preocupante que uno de cada tres ciudadanos está dispuesto a pagar por un servicio público. En todas las categorías baja el porcentaje de ciudadanos que sobornaron: escuelas públicas, clínicas públicas y centros de salud, documentos de identidad, servicios públicos. Sólo en dos servicios públicos el porcentaje sube: policía se incrementa de 30% a 52%, es decir 22 puntos, y jueces de 7% a 35%.

             El hecho de que policías y jueces sean los dos únicos actores en los que los índices van empeorando es más que preocupante. Los sistemas de seguridad pública a nivel federal y local dependen de la policía. El sistema de impartición de justicia del país depende de los jueces. Probablemente de todo el reporte del Barómetro Global de Corrupción sea el dato más preocupante.

 

En el índice de compra de voto del país México ocupa la primera posición. De los 18 países evaluados México reporta un 50% de ciudadanos que recibieron sobornos a cambio de votos. Este se podría llamar también el índice clientelar. Nos sigue muy de cerca República Dominicana (46%), Brasil (40%), Colombia (40% y Honduras (36%). En la parte baja de la tabla se encuentran Guyana y Trinidad y Tobago (6%)          

            Nuevamente es necesario recordar que estos últimos indicadores son testimoniales no perceptuales, por ello tiene más validez y relevancia. La evaluación de gobierno no deja de ser relevante, pero es menos precisa. De hecho, por el momento en que se llevó a cabo el estudio es posible que las evaluaciones del gobierno mexicano podrían ser aún mejores. La mayor parte de  las acciones de la presente administración o por lo menos las más visibles se realizaron después de que la medición fue realizada. Al igual que otros indicadores es difícil distinguir cuanto de la actuación del gobierno está validada por experiencias cotidianas o es el resultado de las expectativas de la presente administración.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360