facebook twitter
Carta Paramétrica
Voto de los mexicanos en el extranjero

A poco más de un año de las elecciones presidenciales, los partidos políticos han comenzado ya una intensa lucha por captar el mayor número de votos. Sin embargo, por primera vez en la historia de México, esta disputa rebasará las fronteras de nuestro país en el 2006, pues gracias a las reformas al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) realizadas recientemente por el Senado, será posible que todos los mexicanos radicados en el extranjero puedan votar vía correo en la próxima elección de Presidente de la República.

Esta decisión ha hecho que el derecho al voto para este sector ya no este a discusión. Pero ahora la polémica comienza a centrarse en temas tales como quiénes serían los beneficiarios políticos del mismo; hasta qué grado podría definirse el resultado final en las elecciones, y si este derecho debe limitarse a la elección de Presidente de la República o debe extenderse a otros puestos de elección popular, por mencionar sólo algunos.

Por ello, resulta importante conocer la opinión de los mexicanos que residen dentro del país a este respecto. Para efectuar dicha evaluación se utilizarán los datos de la última Encuesta Nacional en vivienda Ómnibus Parametría.

Acuerdo con el voto de los mexicanos en el extranjero

Algunos de los argumentos en contra del ejercicio del voto de los mexicanos en el extranjero, señalaban que quienes votan fuera del país no experimentan las consecuencias de su decisión, y que incluso se corre el riesgo de una posible pérdida de soberanía nacional.

No obstante, para la mitad de los ciudadanos del país este derecho no está a debate, pues en la medición más reciente de Parametría, el 54% de la población está de acuerdo en que los mexicanos que actualmente viven en el extranjero puedan votar en las elecciones federales de México, y una tercera parte (33%) manifestó no estar de acuerdo.

Esta cifra llama la atención, porque el porcentaje de personas que se muestra a favor o en contra de tal medida prácticamente no ha variado a través del tiempo. Ahora, habrá que ver si la decisión tomada por el Senado influye o no en la opinión de la gente.



Peso del voto de los mexicanos en el extranjero

De acuerdo con algunos especialistas en el tema, se calcula que existe un universo de 10 millones de mexicanos radicados en el extranjero, y que la mayoría de ellos cuenta con credencial de elector.

Es difícil determinar cuántos votos de los mexicanos que viven fuera del país se recibirán, pero si un gran número de ellos decidiera participar en los próximos comicios del 2 de julio de 2006, es probable que su sufragio resulte determinante en el resultado final de la elección.

Cuando se le preguntó a la gente sobre este asunto en agosto del 2004 y febrero del 2005, la mitad de entrevistados comentó que el voto de los mexicanos en el extranjero sí podría definir el resultado de las elección a favor de algún partido político, y tres de cada diez señalaron lo contrario.


Partido que se beneficiaría del voto de los mexicanos en el extranjero

Mucho se ha discutido sobre la preferencia electoral de este sector de la población. En su mayoría se trata de personas que se vieron forzadas a emigrar debido a la falta de oportunidades en sus lugares de origen. Por esta razón, un argumento frecuentemente utilizado es que el PRI sería el partido menos beneficiado de la implementación del voto en el extranjero. En otras palabras, el voto ejercido por estos mexicanos sería un voto de castigo al PRI, hecho que pondría al PAN y PRD en franca ventaja.

Sin embargo, la percepción de los mexicanos que viven en el país es muy diferente a la hipótesis anteriormente mencionada. Cuando en agosto del 2004 se le preguntó a la gente sobre quién resultaría el principal beneficiario del voto de nuestros compatriotas en el extranjero, el 26% dijo que sería el PRI, el 15% señaló al PAN y sólo el 6% se inclinó por el PRD. En febrero del 2005 las proporciones fueron las siguientes: el 23% expresó que el PRI, el 17% indicó que el PAN, y el 7% se fue por el PRD.

Este resultado no necesariamente significa que el PRI será el partido más beneficiado con el voto de los mexicanos en el extranjero, pues la información puede tener diversas interpretaciones, y quizá una de ellas es que estos porcentajes sólo indican la situación interna que vive el país en términos de simpatía partidista. No obstante, también hay que destacar que para un tercio de los ciudadanos no es claro agrupación política podría llegar a sacar una ventaja de esta situación.


Desarrollo de las campañas en el extranjero

El nuevo artículo 296 del COFIPE aprobado por los Senadores establece que los partidos y los candidatos no podrán utilizar recursos provenientes de financiamiento público o privado en cualquiera de sus modalidades para financiar actividades ordinarias o de campaña en el extranjero.

Esta idea establecida en la nueva ley, de alguna manera es compartida por un amplio sector de la población nacional (alrededor del 52%).

Y aunque la mitad de los mexicanos no está de acuerdo con la realización de eventos proselitistas fuera del país, es interesante notar que el apoyo a la ejecución de campañas electorales en el extranjero se ha incrementado en seis puntos porcentuales en un periodo de un año, ya que dicho apoyo pasó de 26% en agosto del 2004, a 32% en febrero del 2005.


Límites del voto de los mexicanos en el extranjero

El voto de los mexicanos que residen en el extranjero fue considerado por muchas personas e instituciones como un gran logro y un paso necesario del avance democrático en México.

Este derecho por el momento se limita a la elección de Presidente de la República. Sin embargo, diversas voces exigen que el derecho se aplique en su totalidad; es decir, que exista la posibilidad de que el sufragio se extienda a otros cargos de elección popular, y adicionalmente, que quienes se encuentren en el exterior puedan no sólo votar, sino también ser votados.

Los datos de la encuesta de Parametría nos indican que las opiniones sobre este tema se encuentran en formación. Pues en agosto del 2004 el 44% de los habitantes del país comentaban que aquellos que viven en el exterior sólo deberían votar, el 20% estaba a favor de que pudieran votar y ser votados, y el 17% prefería que no tuvieran ningún tipo de derecho.

Para febrero del 2005, el 33% de los individuos señalaba que a los mexicanos en el extranjero únicamente debía permitírseles votar, el 29% apoyaba la idea de que se les brinde la oportunidad de votar y ser votados, y el 26% de los individuos no está de acuerdo en que ejerzan sus derechos políticos.

En lo que respecta a la extensión del voto a otros cargos de elección popular, el 44% aprueba el derecho del voto sólo para el cargo de Presidente de la República, mientras que el 29% manifiesta que este derecho debe extenderse a otros cargos de elección popular.

Conclusiones

El voto de los mexicanos en el extranjero dará nuevas dimensiones a la elección presidencial de 2006. Este nuevo escenario electoral ha dado pie a varios mitos sobre la influencia del voto de un número aún no definible de electores que residen fuera de México. Estos mitos y otras objeciones parecen no afectar la aceptación de la mayoría de los mexicanos al ejercicio del voto de aquellos que, esencialmente por necesidad, no residen en el país.

Sin embargo, para un sector importante de la población también es importante que existan ciertas limitaciones a este nuevo proceso: 1) No deben permitirse campañas electorales más allá nuestras fronteras, 2) sólo hay que darles la oportunidad de votar y no de ser votados, y 3) el derecho al voto únicamente consideraría el cargo de Presidente de la República.

Por otra parte, la hipótesis de que el PAN y el PRD serán los partidos más beneficiados de este proceso en el exterior aún tiene que verificarse. Lo cierto es que por el momento, la población en general piensa que probablemente el PRI es la agrupación política que saldría beneficiada.

Finalmente este derecho al voto, tanto en su aplicación como en sus límites está bien definido y sólo queda especular y esperar para ver las implicaciones reales del sufragio de nuestros compatriotas. Lo único cierto es que ante una lucha electoral adelantada, los partidos políticos no esperarán para tratar de captar un nuevo electorado, provenga de donde provenga.

NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 960. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 3.2%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría S. A. de C. V. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: Serie 2002: del 29 de noviembre al 2 de diciembre. Serie 2004: del 14 al 18 de agosto. Serie 2005: del 25 al 28 de febrero.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360