facebook twitter
Carta Paramétrica
Las preferencias electorales rumbo al 2006

El proceso que está experimentando el país como consecuencia de la elección Presidencial del próximo año es inédito. Nunca antes en la historia moderna de México los tiempos de la sucesión se habían adelantado con tanta anticipación o al menos no de la manera como se está viviendo hoy día.

La competencia entre las agrupaciones políticas por tratar de posicionarse en el ánimo de los electores, así como la disputa al interior de los mismos para buscar ser el abanderado de su partido, son ingredientes que ya le empiezan a dar una característica muy especial a la elección del 2006.

Sin embargo, además de estos elementos, no debiera perderse de vista el papel que desempeñarán los diferentes medios impresos y casas encuestadoras en este proceso. Idealmente, en una nueva democracia, los estudios electorales realizados seriamente, no sólo se limitan a informar sobre los resultados, sino que también funcionan como una especie de validador “externo” en una contienda electoral.

Por ello, a un año de la elección Presidencial, resulta interesante analizar algunas de las mediciones que se han hecho al respecto, y evaluar si son más las coincidencias o divergencias que existen entre ellas actualmente.

Para efectuar dicho análisis consideraremos las series de El Universal, Milenio, Reforma, Ipsos-Bimsa, Consulta Mitofsky, GEA-ISA y por supuesto Parametría. En casi todos los casos existen mediciones por partido y la combinación entre partidos políticos y los personajes más populares. Únicamente en el caso particular de Parametría, se presenta adicionalmente la intención de voto sólo por candidato.

Preferencia Electoral por Partido

Cuando observamos las diferentes series, es de llamar la atención el parte aguas que generó el proceso de desafuero de López Obrador en la intención de voto por partido, pues en la mayoría de las mediciones aquí expuestas, se aprecia un importante ascenso del PRD a partir de esa fecha y una caída del PAN, mientras que el PRI mantiene cierta estabilidad.

Otro dato a destacar, es que en cinco de las seis series existen coincidencias en el orden que ocupan los partidos de acuerdo con la última medición que realizaron, tal es el caso de El Universal, Reforma, Consulta Mitofsky, GEA-ISA y Parametría, donde el PRI estaría al frente de las preferencias, seguido del PRD y en tercer lugar se ubicaría el PAN.

Ipsos-Bimsa por su parte, es la única casa encuestadora que presenta al partido Revolucionario Institucional en primer lugar, en segundo al PAN y en tercero al PRD. Aunque es importante mencionar que la diferencia entre estos dos últimos partidos es mínima.

En este sentido, nos encontramos ante un escenario en donde el mapa electoral del país sufriría un cambio muy relevante de continuar esta tendencia.

La preferencia electoral por candidato

Parametría ha sido hasta el momento de las pocas casas encuestadoras que ha venido evaluando las preferencias electorales considerando exclusivamente a los candidatos. Es decir, sin asociarlos a sus respectivos partidos.

Así, los resultados de nuestra encuesta indican que López Obrador continua fortaleciéndose como candidato, ya que a partir del mes de febrero del presente año el Jefe de Gobierno ha exhibido un crecimiento ininterrumpido.

Es probable que el proceso de desafuero haya generado una mayor visibilidad e identificabilidad de la gente con el Jefe de Gobierno, pues al parecer su imagen ante la población ha tenido un importante reposicionamiento.

Por su parte, Roberto Madrazo no presenta grandes variaciones, y en el mes de junio del 2005 registra 32%, un dato muy similar al que obtuvo en abril y febrero de este mismo año.

Quien sí ha visto disminuir sus preferencias es Santiago Creel, ya que de contar con el 28% de las preferencias a principios de año, ahora cuenta con el 21%. De tal forma, que el ex–Secretario de Gobernación en estos últimos 6 meses ha tenido una caída de 7 puntos porcentuales en su intención de voto personal.

De tal suerte que el panorama es favorable hasta el momento para el abanderado perredista,  ya que se ubica en una posición bastante cómoda rumbo al 2006. No obstante, habrá que ver si estas tendencias se sostienen o cambian más adelante.

La preferencia electoral por partido y candidato

Medir la intención de voto por partido y candidato simultáneamente, es un ejercicio más apegado a la realidad que vivirían los ciudadanos durante la elección, pues el tipo de boleta con el que se miden las preferencias, es muy parecido al que tendrán los electores ese día.

En este sentido, es interesante observar como todas las mediciones presentan a López Obrador del PRD en primer lugar, y con una clara ventaja sobre los demás.

Esta ventaja de AMLO/PRD sobre el segundo lugar es de 7 y 8 puntos porcentuales en la última medición de El Universal y Milenio. Entre 10 y 12 puntos en los casos de Ipsos-Bimsa, Reforma, GEA-ISA y Parametría, y 19 puntos en la encuesta de Consulta-Mitofsky.

Donde sí se aprecian algunas diferencias es entre el segundo y tercer lugar. Por ejemplo, El Universal, Reforma, Ipsos-Bimsa, Consulta Mitofsky y GEA-ISA exhiben un escenario más cerrado entre Roberto Madrazo del PRI y Santiago Creel del PAN. Mientras que Milenio y Parametría muestran de manera muy definida a RMP/PRI en segundo y a SCM/PAN en tercero.


Conclusiones

A un año de la elección Presidencial, son más las coincidencias que las divergencias en los resultados presentados por los diferentes medios y casas encuestadores.

En la intención de voto por partido, casi todos coinciden en un ascenso del PRD a partir del proceso de desafuero de López Obrador, y en cinco de las seis mediciones, en el último dato reportado aparece el PRI en primer lugar, el PRD en segundo y el PAN en tercero.

Al asociar a cada partido con el candidato, todas las mediciones muestran a AMLO/PRD al frente de las preferencias y con una cómoda ventaja sobre los demás hasta el momento.

En donde existen algunas divergencias entre las distintas series, es en el porcentaje de votos que obtendrían hoy día los partidos de manera individual y de manera conjunta (partido y candidato). Sin embargo, a 12 meses de la elección, estas diferencias parecerían más bien normales. Lo importante a destacar es que en lo general hay consenso, y por consiguiente el panorama se vislumbra alentador en términos del papel que podrían desempeñar los estudios de opinión en el 2006.

NOTA METODOLÓGICA.

Fecha de levantamiento Serie Ómnibus Parametría BCP 2004: del 17 al 20 de enero, del 19 al 22 de marzo, del 24 al 27 de abril, del 16 al 19 de julio y del 10 al 13 de septiembre. Fecha de levantamiento Serie Ómnibus Parametría BCP 2005: del 22 al 24 de enero y del 1 al 4 de abril. Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1,000. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: +/- 3.1%. Diseño y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

Fecha de levantamiento Serie Ómnibus Parametría 2004: del 28 de febrero al 4 de marzo, del 23 al 25 de mayo y del 20 al 24 de noviembre. Fecha de levantamiento Serie Ómnibus Parametría 2005: del 25 al 28 de febrero y del 10 al 14 de junio. Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 960. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: +/- 3.2%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Grupo Viesca. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360