PARAMETRIA

¿Cuál será la participación el 6 de junio?

Una elección intermedia regularmente tiene bajos niveles de participación. Sobre todo si la comparamos con una elección presidencial. Mientras en una elección presidencial votan cerca de dos terceras partes del electorado, (63 por ciento en la última de 2018) en una intermedia suele votar menos de la mitad de la población, entre 4 o 5 de cada 10 electores.


Las elecciones para gobernador son las más visibles mediáticamente y sin duda llevarán la participación al alza en 2021. Sin embargo, las elecciones a las alcaldías son las más visibles de todas las elecciones para los ciudadanos. En la última medición de Parametría más de 4 de cada 10 votantes sabe de las elecciones del alcalde, mientras que uno de cada 4 ciudadanos menciona las elecciones para gobernador.

Mayor participación podría favorecer a una coalición o a otra dependiendo de la elección. En general mayor participación disminuye el impacto que pueda tener el clientelismo en el proceso. Si partimos de este supuesto y dado que Morena sigue siendo oposición local en la mayor parte de los Estados o Alcaldías en contienda, se esperaría que mayor participación beneficiaría al partido con mayor preferencia y menos capacidad de movilización. Por ello mayor participación debería favorecer a Morena.

Durante un evento organizado la semana pasada entre el INE (Instituto Nacional Electoral), CEDE (Colegio de Especialistas en Demoscopia y Encuestas) y AMAI (Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado), José Alberto Vera de Parametría expuso la participación que se podrían esperar en los lugares que tienen elecciones sólo para gobernador y aquellos que tienen elecciones para Presidentes Municipales, y los posibles efectos del Covid.


Una de las preguntas de preocupación para el próximo 6 de junio es en qué medida el Covid podría afectar los niveles de participación. Como muestra Vera, al parecer no tendrá mayor impacto en nuestro país. En elecciones realizadas en otros países de la región recientemente se estima que la caída de la participación por la pandemia podría ser de alrededor de 4 o 5 puntos. Este podría ser el caso de lo sucedido en elecciones en ambas elecciones en Ecuador o la elección de primera vuelta de Perú. La segunda vuelta en Perú será el mismo día de la elección en México. Tanto en Ecuador como en Perú el voto es obligatorio, a diferencia de México. Sin embargo, en México en 2020 en Hidalgo y en Coahuila no tuvieron ningún impacto.


Los niveles de participación en elecciones intermedias han venido a la alza desde 2003 –41 por ciento–, aumentando en alrededor de 3 ó 4 puntos por cada elección. En la elección intermedia de 2009 fue de 45 por ciento y en 2015 de 48 por ciento. A esta tasa de crecimiento deberíamos esperar una participación de 51 o 52 por ciento sólo por el efecto de la tendencia que hay en cada elección intermedia en general.

Además, hay que agregar dos efectos más sobre la participación para el próximo 6 de junio: las elecciones para 15 gobernadores y en más de 2000 alcaldías del país. Las primeras si bien parecerían representar a la mitad del país (15 de 32 gobiernos estatales) sólo concentran menos de una tercera parte del electorado. En los 15 estados en disputa se localizan sólo 92 de los 300 distritos de mayoría.


Al igual que las elecciones intermedias en el agregado, la participación en los estados en los que se ha llevado a cabo la elección para gobernador de manera concurrente creció. Como dice Vera en 2003 fue 52 por ciento (en 6 estados), en 2009 fue de 55 por ciento (también en 6 estados), y en 2015 de 56 por ciento (en 9 estados). El promedio de participación de la elección anterior de los 15 estados en los que habrá elección este 6 de junio es de 55 por ciento, es decir un porcentaje aún mayor del 48 por ciento de la intermedia anterior de 2015.


En lo que se refiere a las elecciones concurrentes para alcaldes tenemos casi la misma tendencia de crecimiento. En 2003 la participación fue de 48 por ciento (en 4 estados), en 2009 fue de 47 por ciento (también en 4 estados) y en 2015 de 50 por ciento (en 7 estados). Con esta tasa de crecimiento esperaríamos al menos un par de puntos porcentuales de aumento en las alcaldías que tienen elección.


En resumen, concluye José Alberto Vera de Parametría la participación será mayor comparada con cualquier elección intermedia que hayamos tenido por un fenómeno de concurrencia. La pandemia no tendrá mayor efecto en la participación y veremos si esto en el agregado favorece o no al partido en el gobierno federal, pero no en el gobierno local.
Francisco Abundis

Nota metodológica. Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas cara a cara del 30 de abril al 5 de mayo del 2021. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio simple. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.